LB Fumigaciones ofrece un excelente servicio para la eliminación de plagas como son las termitas, te contaremos sobre cómo detectas y los tipos existentes, solicita información y aprende a cómo combatirlas.


Debido a que la mayoría de las termitas viven bajo tierra y en las paredes de las casas es muy probable que nadie se percate de su existencia, por eso es importante que prestes atención a los siguientes signos que ayudarán a su localización:


Excremento: Parecen pequeñas bolitas, estriadas y con un color semejante al de la madera.

Fontanería: Fíjate si las tuberías están cubiertas de barro.

Puntos de entrada: (ventanas, puertas, respiraderos), revisar que no existan restos de sus alas, parecidas a escamas de pez.


Estos son los tipos de termitas existentes:


TERMITAS SUBTERRÁNEAS: Habitan en colonias bajo el suelo, la humedad del suelo es uno de los factores de la propagación de esta especie. Llegan construyendo túneles para estar protegidas de la luz, el aire y posibles depredadores.


TERMITAS DE MADERA HÚMEDA: Viven en las maderas con un nivel alto de humedad o en estado de descomposición. Son capaces de utilizar sus heces para proteger la colonia tapando las entradas de manera cuidadosa.


TERMITAS DE MADERA SECA: Aguantan sin dificultades la humedad, pero no suelen estar cerca, causan daños económicos enormes.


TERMITAS PULVERIZADORES: Comen y habitan dentro de los túneles que hacen dentro de la madera.


Termitas Formosas: Es la más agresiva dentro de las termitas subterráneas. No tienen gran tamaño y sus alas son traslucidas. Amarillas de cuerpo, cabeza plana y ovalada.


TERMITA REINA Y TERMITA REY: Pueden incrementar la colonia, expulsan feromonas para tener estabilizada y mantener el equilibrio en la colonia. A la reina se lo dan todo hecho al ser alimentada por las termitas obreras.


TERMITAS OBRERAS: Su función principal es conseguir alimentos para todos, cuidar de larvas y huevos y los arquitectos de sus colonias.


TERMITAS ALADAS: Salen de sus termiteros en busca de otros con el fin de encontrar a su sexo opuesto para poder reproducirse para crear sus propias colonias y empezar de nuevo.